Conócelas, aplicalas y disfruta…

En estos tiempos de cambios repentinos, de correr tras la estabilidad económica, de cuidar en exceso de nuestra integridad física y la de nuestros seres queridos, etc. empezamos sin darnos cuenta a olvidarnos de nosotros mismos, a estar atentos solo de la supervivencia y no del disfrute de la existencia… “estar vivos es un don y la mejor manera de aprovecharlo es mantenernos conscientes, levantarnos con el objetivo del disfrutar del día, aun con sus retos y dificultades”.

Para hacer de esto un hábito les recomiendo estas 7 claves para encontrarle el gusto a la vida y para agradecerla:

1.-Lista de cualidades de nosotros mismos, en un momento en que te sientas tranquilo, estés solo, busca lápiz y papel y comienza, anota todas esas cualidades que tú reconoces en ti, por muy pequeñas que creamos que sean. Generalmente se hace muy fácil ver lo negativo, así que necesitamos ejercitar la visión positiva de nosotros y mientras más lo hagamos, mejor.

2.-Perdonarte a ti mismo, deja de cargar con un saco de culpas a diario, cuando caemos en cuenta de que hemos hecho algo mal ya dimos el primer paso positivo, si ya sabes que lo hiciste mal es por q lo ves y eso habla de que creciste y que muy probablemente no repetirías esa acción. Deja de esperar que otros lo hagan por ti, auto perdonarse desde la conciencia es responsabilidad y claridad, es un acto de amor que tendrás para contigo.

3.-Baja el ritmo de tu rutina acelerada, y ve los logros q has obtenido, para reconocerte como alguien valioso, recuerda y anota todos los logros que recuerdes haber obtenido, en cualquier área de tu vida y verifica que fueron el producto de alguna de tus cualidades unido a la constancia. No deseches ninguno, desde una cena que te quedo deliciosa hasta un título universitario, todos los logros tienen su carga de bienestar que merece ser recordada y disfrutada.

4.-Reserva tiempo para ti, en tu agenda semanal seria ideal que hubiesen espacios para esos pendientes que aun no resuelves, como ir al gimnasio, chequeos médicos, darte un masaje, un café con tu amiga divertida, una siesta, o simplemente una caminata al aire libre, no puedes estar al final de la lista de pendientes.

5.-Tratate con amabilidad, date ánimos, hazte cariños, para el monologo negativo, deja de criticarte. Muchas veces somos nosotros mismos quienes nos hablamos mal, no nos creemos capaces y hasta nos lastimamos recordándonos todas las veces que no lo hemos logrado. Te ha pasado que vas camino a una entrevista y tú mismo te dices lo mal que te vestiste o que no lograras el empleo, trátate como a una persona querida, la más querida de todas.

6.-Regalate oportunidades de reír descontroladamente, momentos, circunstancias y personas con las cuales involucrarte que generen y mantengan una diversión sana. Las comedias teatrales, cine, reuniones con amigos divertidos, la tarea es mantenerte alerta para que no dejes pasar la diversión y hacer una dieta estricta de personas toxicas, reír a carcajadas produce endorfinas, la hormona responsable del bienestar. Así que ha buscar oportunidades!

7.- Al menos una vez al mes lleva a cabo alguna actividad de labor social, esto puede ir desde ayudar a una persona necesitada en una acera hasta asistir a ancianatos, casas hogares u ONG´s donde puedas apoyar organizadamente. Ayudar a otros nos hace salir un poco de nuestros propios problemas y ver que somos útiles, lo mejor es la ganancia: ayudar a otro y que eso nos ayude a nosotros mismos…

Lic. Belkis Carrillo

Leave a Reply

Your email address will not be published.